30 días sin mí | Día 28

Día 28 | En el último mes, ¿qué cosas nuevas aprendiste?

 

 

 

Aprendí que cuando hay algo no resuelto, vuelve en forma de revolución de emociones. Aprendí que hay que hablar, hay que escribir, hay que soltar todo aquello que tenemos guardado, que juntar polvo no hace más que volverte viejo. Aprendí que la única que va a respetar mis tiempos soy yo y que no debo dejar eso en manos de otros. Aprendí que tengo que poner límites en vez de estar a la defensiva. Aprendí que soy muy fuerte, por más que me desarme en una lágrima con facilidad. Aprendí que el tiempo es bueno. Que lo que no entienda hoy va a tener un significado en el futuro. Porque la vida parece que uno la va entendiendo hacia atrás, pero la construye hacia adelante. Aprendí que lo que yo haga o decida hoy, tiene repercusión en mi futuro. Aprendí a no enojarme con mis tiempos. A respetarme. A que tengo mis modos de hacer las cosas que son diferentes a los modos de otras personas. Aprendí que no debo compararme. Aprendí que soy una persona que me daño a mí misma. Y lloré mucho cuando me di cuenta. Pero hacerlo consciente me da la herramienta para controlarme. Aprendí que a los miedos puedo dibujarlos, ponerles miedo y hasta hablar con ellos. De esa forma, tengo fe en que ya no serán una carga. Aprendí que la culpa es la piedra más pesada que cargo en mi cuerpo. Aprendí que hay palabras que me duelen mucho pero que en vez de evitarlas, tengo que enfrentarlas y darles un nuevo significado. Aprendí que si no me respeto yo misma, nadie lo hará por mí. Aprendí que no tengo la necesidad de perdonar. Que si hay cosas que considero que no se perdonan, esta bien. Lo importante es no guardar rencor, es no vivir emociones tóxicas con esos recuerdos. Y que me tengo que aceptar y amar como me gustaría que lo hubieran hecho. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *