Escribime

Hubo un día que en un ataque de angustia dije que tanto dolor no podía ser en vano, que tenía que servir para algo o a alguien.

Suelto mis palabras, escribiendo en un diario (no) íntimo, para liberarme de tanta angustia, de tanta ansiedad y con la esperanza de ayudar a otras personas. Ayudar mediante la reflexión, inspiración, catarsis, pensamientos que puedan quedarte dando vuelta en la mente.

Todas las personas somos espejos y nos reflejamos en otras personas. 


¿Querés escribirme? ¡Hacelo! 🙂

Mi correo es: mehacebienescribir@gmail.com