Perdurar o morir

¿Qué pasa si nos morimos todas las personas al mismo tiempo? No habría nadie para recordarnos. Y ahí sí que nos moriríamos.

El germen de destrucción del capitalismo es la misma semilla que lo hizo crecer: el individualismo.

Son todas frases que pasan por mi mente. Algunas las atrapo y las reflexiono. ¿Cuántas ideas y pensamientos pasaran por mi mente en el día? ¿Cuántas capto? ¿Cuántas dejo ir? ¿Vuelven en algún momento?

¿Tiene algún sentido todo eso? No sabemos de dónde venimos ni a dónde vamos. Si es que vamos a algún lugar. Muy retorcido todo este sistema. No me cierra.

¿Hay alguna forma de no morir en el olvido? ¿Hay alguna forma de que nos recuerden generaciones y generaciones? ¿Ser un prócer y estar en los billetes? ¿O en los monumentos y avenidas?

¿Acaso el hecho de reproducirse es la forma más sencilla? Yo no quiero eso.

¿Escribir es una forma de perdurar? Dejar mis textos para que quiera leerlos.Y a través de ellos conocerme, conectar conmigo. ¿Cómo hago para que mis textos no desaparezcan? ¿Publico un libro? ¿Dos, tres o veinte? ¿Y quién querrá leerme?

¿Escribo para que me lean? No siempre.

¿Para qué escribo? Para liberarme y sentirme bien.

¿Para quién escribo? Para mí. Pero también para quien me lea y le sirvan mis palabras.

¿Por qué quiero ayudar a otras personas con mis palabras? Para que lo que me pasó no sea en vano.

Escribir es una forma de perdurar. De no morir. De existir por siempre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *