Sweet Liberation: Andar más liviana

Había pensado en escribir sobre “despojos” pero no me gustaba mucho cómo quedaba al lado del “sweet” (dulce en español). Hace fea a la palabra. Entonces empecé a buscar sinónimos y terminé por dejarla de lado. Yo creí que significaba una cosa y termino teniendo tantos significados completamente opuestos a lo que quiero referirme.

¿Cómo titulo a esta nueva dinámica que me hará escribir por 16 días seguidos (una publicación por día)?

 Me siento pesada, si, ya se… tengo un par de kilos de más pero no es eso. Hace meses que tengo esta sensación. El viaje me abrió los ojos frente tantos temas. Tengo una mochila cargada de cosas, recuerdos, sentimientos que dificultan que avance, que hacen que cada paso que doy me cueste el doble a veces. Y luego de mucho tiempo de pensar, de meditar, de buscarle los motivos, de llorar, de reír, en fin de procesar, creo que es momento de “despojarme” de eso que me pesa, quitármelo de encima, dejarlo a un costado y empezar a andar más liviana… ¿más libre?

Playa El Doradillo

¿Entonces puedo llamar a este proceso “Sweet Liberty”? Pero no, no me gusta tampoco.

¿Por qué será que siempre me cuesta ponerle titulo a lo que escribo? A excepción de las recetas, el resto se me dificulta. Con las publicaciones de Por las Rutas del Mundo me pasa lo mismo. Muchas veces termino pidiéndole a Ale que los piense. Pero esto es mío, muy mío y no lo puedo pedir ayuda a nadie. También debo despojarme de esta traba a la hora de titular.

Y escribo, paro, pongo un punto, borro, pongo coma, me levanto a preparar mate, vuelvo, escribo, borro, voy al baño, vuelvo, levanto a Pumba, se acomoda, la miro, la acaricio mientras le digo “mi perru lindu lindu” y la sigo observando.

“Libertad, Sweet Libertad” No, porque no sé si despojarse es lo mismo que libertad.

Retomo la sensación de “andar más liviana”. Pienso, pienso… más liviana, busco sinónimos… me doy cuenta que hay palabras qué tienen otro significado diferente al que yo creía. Me distraigo pensando cuándo sucedió que RAE los cambió. Vamos Virginia, tenes un montón de cosas por escribir y sólo estas frenada en el título y acá estás, hablando en tercera persona de vos misma y frenada… ¡Cosa que queres dejar de estar!

Libertad, liberación… ahí vamos, liberación. Porque me voy a liberar de lo que me pesa, de lo que a veces me hace sentir en una cárcel. De lo que me hace sentir angustia, soltarlo, escribir como una forma de trasladar todo eso, en este caso, a un archivo Word y que quede aquí. Y cuando no entienda qué me está pasando, volver a leerme y encontrarme. Perdonarme y volver a soltar, volver a liberarme.

¿Entonces queda en “Sweet Liberation”? Dale.

Cuando dejé de preguntar el por qué por un para qué, la forma en la que vivía cambió. Empece a escribir como forma de refugio, de escape a la realidad. Con los años, aprendí que la escritura me ayudaba tanto para liberar emociones como para sanarme.

One Comment

  1. Magalí Vidoz
    Hace 2 meses. – Se compartió públicamente.

    Allá vamos entonces 🙂 🙂 ¡Me gusta! Y en español también: sweet liberación…
    +
    1
    0
    1

    Responder

    Virginia Sanz
    Hace 2 meses.

    Si, pense en ponerle "Sweet Liberación" en vez de "Liberation" pero como nena caprichosa, si todos lo ponían en ingles, yo lo quería en ingles… jaja (imaginate nena haciendo puchero!)

    Eugenio Ghirardi
    Hace 2 meses. – Se compartió públicamente.

    Me gusta mucho como enfocas el tema de la liberación! Buen punto. Saludos
    +
    3
    2
    3

    Responder

    Virginia Sanz
    Hace 2 meses.
    +
    1
    2
    1

    ¡Gracias Eugenio! Libertad me sonaba muy fuerte, como a mucho… liberación no, cuando uno se siente en una carcel siendo los sentimientos y recuerdos los barrotes, al soltarlos, te liberas. ¿No?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *