Veo Veo: ¿Un encuentro o un re-encuentro?

“¿Que ves? ¿Que ves cuando me ves? Cuando la mentira es la verdad.”

Y con ese tema de fondo me siento a escribir.

Últimamente me veo mucho al espejo. No, no es de egocéntrica o creída. Tampoco es que me miro para actuar, para ver como me veo cuando hablo, cuando sonrío, cuando pongo cara de sorpresa.

Me miro y trato de buscar más allá de los ojos, de la nariz, de la boca.
¿Quién esta ahí? Y desenfoco un poco la mirada para percibir lo que me devuelve el espejo.

Si uno logra dejar de lado el miedo a que aparezca un monstruo cual película de Hollywood, recomiendo hacerlo con la luz apagada. No, no me digas que no ves nada porque no te creo. Si es así, es porque no estas concentrada.

¿Concentrada en qué? En buscar que hay más allá, ya te lo dije.

Yo veo luces que se mueven, que flamean como banderas en la Patagonia. Si, luces. No, no como la de las lamparitas. Menos que menos a las de bajo consumo. Es una luz tenue, como si fuera humo. No, no es fácil de explicar.

¿Pero como qué veo? Me veo a mi misma, lo que realmente soy. ¡En serio! No es chiste. Una vez que logras pasar la piel y ves esta especie de luz hecha humo podes conocer realmente que es lo que sentís. Ahí no podes actuar, podes tener una enorme sonrisa en la boca pero llevar una tristeza pesada por dentro. Entonces lo que vas a ver es la tristeza, incluso sentir que es lo que te da tristeza.

¿Que son muchas cosas las que te producen tristeza? Si, ya lo se. No te pasa solo a vos, pero tenes que ordenar ese cuarto. ¿Qué cuarto? ¿Vos no tenes un cuarto en tu cabeza donde encerrarte para pensar, recapacitar, descansar? ¡Tenes que construirlo! Bueno si, es mucha información la que te estoy dando. Dejamos lo del cuarto para otro día.Vayamos por partes mejor.

Para empezar, anda, parate en frente de un espejo, sin luz solar ni artificial. Mira tus ojos, tu nariz, tu boca. El contorno de tu rostro, tus orejas. Volvé a centrarte en tus ojos, en la parte que esta en el medio, ahí donde empieza la nariz (¿o donde termina?). Tenes como mirar pero sin mirar. Si si, hace así como te digo. Te centras en ese punto pero al mismo tiempo ves todo lo que esta alrededor.

Y te quedas así un instante. Segundos o minutos pueden ser.

Últimamente me veo mucho al espejo, a oscuras, y hago este ejercicio. Al principio lo sentía como un encuentro conmigo misma pero no, es un re-encuentro porque nunca deje de estar ahí, pasa que no me hacia el tiempo suficiente para disfrutar de este momento único.

Si no te conoces a vos mismo ¿Cómo querés conocer a los demás?
Si no te encontrás con vos mismo ¿Cómo te vas a encontrar con los demás?

_______________________________________________________________

¿Qué es veo veo? Las ganas de jugar, de leer el mundo en ojos ajenos, de reunirnos un ratito. ¿Querés saber de qué se trata? ¡Podés leer aquí o unirte a nuestro grupo en Facebook!

Otros encuentros:
Caminando por el globo, Amneris Mazzeo, Dale Viajá, Virginia Sanz, Tentacion Creativas, Mariana Soteldo, Ayejdromano, Paper Versos, Facundo en el Mundo, Babelia Heterogénea, Mi vida en una Mochila, Cuerpo Sentido, Aby Viajando, Caminarte Mundo, Hey Hey World, Prometeo Poeta, La Mochila de Mamá, xPensadorax, Deanamyimage, Cruzar la Puerta, Días Nómade, Ir Andando, Con los pies por la Tierra, La Zapatilla.

Cuando dejé de preguntar el por qué por un para qué, la forma en la que vivía cambió. Empece a escribir como forma de refugio, de escape a la realidad. Con los años, aprendí que la escritura me ayudaba tanto para liberar emociones como para sanarme.

8 Comments

  1. Vir

    Titinnnn!!! Jejeje las primeras veces a mi me pasa lo mismo, pensaba en Candyman pero despues se me paso cuando vi que nada malo podía pasarme jajaja. Al principio lo podes hacer con la luz encendida, pero no es lo mismo. Y es asi, muchas quejas sobre los otros… ¿sera para no quejarnos de nosotros mismos? 🙂

  2. Vir

    Hola Susana!! ¿Y que ves vos cuando desenfocas la mirada? ¿Esa luz tipo humo? ¿De colores o solo blanca? Lo del cuarto lo voy a escribir tambien, yo lo aprendi hace poco y esta muy bueno. Yo estoy buscando e intentando incorporar todas tecnicas que me permitan conocerme, conocer mis vidas pasadas y entender la mision que me trajo a esta encarnación. ¿Tarea dificil? ¡Pero no imposible! 🙂

  3. Vir

    Hola Flor! Al fin puedo responder los mensajes… no se que había hecho que mi usuario no me lo reconocía. ¿Ya probaste este ejercicio? Es muy bueno, al principio te puede dar miedo porque no siempre es lindo lo que refleja el nucleo, pero conociendolo creo que tenes mas posibilidad de modificarlo. Contame tu experiencia!! Besos

  4. ¡Viiiiiir! Muy bueno lo que escribiste, yo soy de las que se asustarían esperando el fantasma de Hollywood, pero la verdad que quiero intentarlo. No hay nada mejor que el autoconocimiento para entendernos. El encuentro con nosotros mismos es esencial para poder después encontrarnos con los demás.

  5. Me encantó leer lo que escribiste…. yo también hago a veces ese ejercicio con la mirada desenfocada…en tresdosuno…¡despegamos! cuantos soy en una…me resulta reconfortante explorarme aceptarme amarme. Y lo del cuarto…. también me ha encantado. ¡gracias por tus palabras!

  6. Muy lindo! siempre hay maneras de llegar a ese centro interno, al núcleo de cada uno. Gracias por compartir tu experiencia, si a la noche me encuentro enfrente del espejo, va a ser porque apuesto a que también puedo encontrarme o re-encontrarme 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *