El fuego de invierno

21 de junio de 2014, en este lado del planeta comienza el invierno. Fuente: Pinterest El invierno parece ser la estación del año que menos les gusta a las personas. No entiendo el por qué. Las bajas temperaturas nos obligan a taparnos de ropa, a no mostrarnos tal como somos. ¿Acaso no es lo que […]

Escrita el 21 de junio de 2014

¡Hola! Soy Vir

Este es mi diario no íntimo. Espacio donde la escritura se convierte en una terapia de liberación.

Escribir me salvó.

Por eso comparto herramientas y técnicas de escritura terápeutica y creativa con la intención de que puedas conocerte mejor, conectarte con tus emociones y entender que no hay nada malo en vos. Que lo que te pasó no te define, que se puede resignificar la historia para vivir sintiendote mejor con vos misma.

 


21 de junio de 2014, en este lado del planeta comienza el invierno.
Fuente: Pinterest
El invierno parece ser la estación del año que menos les gusta a las personas. No entiendo el por qué. Las bajas temperaturas nos obligan a taparnos de ropa, a no mostrarnos tal como somos. ¿Acaso no es lo que hacemos la mayoría, ir por la vida escondiendo su verdadero yo?

No me digas que no, todos lo hemos hecho y seguramente lo seguiremos haciendo. Uno siempre quiere guardarse algo para si mismo. Y uno siempre tiene ese secreto que no quiere que nadie se entere, por vergüenza, por dolor, por miedo o las tres juntas.

Está bien, es el momento de estar con uno mismo, de no compartir la piel al mundo. Hacia adentro, que haya calor, mucho calor, que mantenga viva y reviva todo lo que uno va guardándose. Que te queme lo que duele, que te queme lo que te hace mal, que te queme porque es una de las formas en que vas a reaccionar.

Duele, si que duele. Pero tiene que ser así, el proceso es doloroso. Uno a veces no tiene consciencia de lo que es. Porque aunque no lo tengas presente, aunque lo quieras esconder o borrar de tu vida es parte de vos, parte de lo que eres ahora.

Pero al final hay calma, al final hay entendimiento, perdón y reconciliación. Al final hay un equilibrio, hay calor para el invierno de adentro.

Estos próximos tres meses, en donde el frío se apodere de las horas, serán testigos de cómo crecerá mi llama interna al punto de incendiarme, de volverme cenizas para resurgir, para revivir y seguir con más fuerza.

¡Hola! Soy Vir

Este es mi diario no íntimo. Espacio donde la escritura se convierte en una terapia de liberación.

Escribir me salvó.

Por eso comparto herramientas y técnicas de escritura terápeutica y creativa con la intención de que puedas conocerte mejor, conectarte con tus emociones y entender que no hay nada malo en vos. Que lo que te pasó no te define ni define tu vida. Y que podés vivir sintiendote mejor con vos misma.

 

Otros textos que escribí y te pueden interesar…

La inalcanzable zanahoria

La inalcanzable zanahoria

Qué difícil que se hace todo cuando tu zanahoria es intentar vivir en armonía. ¿Cuál es el motivo por el cual elegí la “armonía” como objetivo a alcanzar en mi día a día? No lo entiendo. A veces pienso que soy mi propia enemiga. 

leer más
Mi madre también

Mi madre también

Si la relación con mi padre fue violenta, la de mi madre no se queda atrás. ¿O acaso por qué tanto...

leer más
0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos + siete =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.