30 días de mí | Día 3

Ya está. Ya lloré como media hora antes de comenzar a escribir. Es que cuando leí de qué se trataba no hizo falta que pensará mucho. Y los recuerdos todavía me duelen mucho.   Día 3 | Una foto tuya de hace exactamente 4 años y explica en qué andabas en ese momento.     […]

Escrita el 1 de junio de 2017

¡Hola! Soy Vir

Este es mi diario no íntimo. Espacio donde la escritura se convierte en una terapia de liberación.

Escribir me salvó.

Por eso comparto herramientas y técnicas de escritura terápeutica y creativa con la intención de que puedas conocerte mejor, conectarte con tus emociones y entender que no hay nada malo en vos. Que lo que te pasó no te define ni define tu vida. Y que podés vivir sintiendote mejor con vos misma.

 

Ya está. Ya lloré como media hora antes de comenzar a escribir. Es que cuando leí de qué se trataba no hizo falta que pensará mucho. Y los recuerdos todavía me duelen mucho.

 

Día 3 | Una foto tuya de hace exactamente 4 años y explica en qué andabas en ese momento.

 

 

No es exacta del 1 de junio de 2013 porque no tengo foto de ese día, pero es del 7 de junio. Y cuando leí la consigna no pensé tanto en el lugar donde estaba sino con quien estaba acompañaba. Y eso me duele mucho. Es inexplicable el dolor que me causa su ausencia. Pero, a pesar de la angustia, a pesar de las lágrimas, hoy elijo también sonreír cuando los recuerdos me llevan a momentos como el de la foto que elegí.

¿En qué andaba en ese momento? Viajando en motorhome con Pioja y Pumba y mi ex pareja. Esa foto fue tomada en Uspallata, en Mendoza justo antes de arrancar hacia el Aconcagua. Era el noveno mes de viaje. Aquel que comenzó en Buenos Aires, que nos llevó por la Ruta 3 hasta Ushuaia y después a recorrer el sur de Chile y parte de la Ruta 40 y Ruta 5 de Chile.

Esa foto es del día después de haber ingresado a Argentina. Estuvimos un mes en Santiago de Chile trabajando para ahorrar y reparar el motor del motorhome en San Juan.

Esa foto representa tanto para mí. Encierra tantos recuerdos. ¡Suerte que el asiento del acompañante era doble! Porque nunca logré que viajen acostadas en la cama. Siempre ahí, al lado mío. Fueron mis compañeras inseparables en todo el viaje. Las que sintieron mis miedos, mis alegrías, mis dudas y mis certezas. Y ahí estaban sus miradas para llenarme de amor.

Cuánto cambio desde aquella foto. Cuánto cambio en los últimos cuatro años. No me extraña que me sienta en una licuadora a veces.

 

¡Hola! Soy Vir

Este es mi diario no íntimo. Espacio donde la escritura se convierte en una terapia de liberación.

Escribir me salvó.

Por eso comparto herramientas y técnicas de escritura terápeutica y creativa con la intención de que puedas conocerte mejor, conectarte con tus emociones y entender que no hay nada malo en vos. Que lo que te pasó no te define ni define tu vida. Y que podés vivir sintiendote mejor con vos misma.

 

Otros textos que escribí y te pueden interesar…

30 días de mí | Día 30

30 días de mí | Día 30

Día 30 | ¿Sos feliz?     Para mí la felicidad está sobrevalorada. No puedo decir que soy una infeliz. Trabajo de lo que me gusta y me gano...

leer más
30 días sin mí | Día 29

30 días sin mí | Día 29

Día 29 | ¿Que cosa nueva aprendiste hace poco?     Hace poco más de un mes, en Ushuaia, aprendí a hacer esquí de fondo y aprendí...

leer más
30 días sin mí | Día 28

30 días sin mí | Día 28

Día 28 | En el último mes, ¿qué cosas nuevas aprendiste?       Aprendí que cuando hay algo no resuelto, vuelve en forma de revolución...

leer más
0 comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. 30 días de mí | Día 7 | Me Hace Bien Escribir - […] Día 3 | Una foto tuya de hace exactamente 4 años y explica en qué andabas en ese momento.…

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + 1 =