Siempre estoy aca

Por más que no actualice, siempre estoy aca.Escribir es parte de mi. Vivo escribiendo.Sigo sin poder dejar el vicio de hacer esas listas de pendientes que quedan pendientes en otras listas que nunca dejarán de ser pendientes. El 17 de octubre comencé a viajar en bicicleta.El último día que escribí fue el 16 de octubre. ¿Casualidad? […]
Escrita el 15 de marzo de 2015
Inicio 9 Liberación de emociones 9 Siempre estoy aca

Por más que no actualice, siempre estoy aca.
Escribir es parte de mi. Vivo escribiendo.
Sigo sin poder dejar el vicio de hacer esas listas de pendientes que quedan pendientes en otras listas que nunca dejarán de ser pendientes. 
El 17 de octubre comencé a viajar en bicicleta.
El último día que escribí fue el 16 de octubre.

¿Casualidad?

¡NO!

¡OBVIEDAD!


Es que desde el primer día vivo tan intensamente las 24 horas que a veces no tengo tiempo para escribir en el blog de viajes y aventuras de Por las Rutas del Mundo y luego venir y escribir aca.
Acordate que también tengo una pareja y dos perras que esperan que les de muchos besos y les haga muchos mimos.

Entre la ultima publicación, que fue el fin de la dinámica creativa de “Días de abecedarios”, pasó algo sumamente importante.

¡Cumplí años! ¡Ahora tengo treinta!

Si.

Treinta.
30
TREINTA.

Lo recibí bien. No, ya no miento con mi edad ni me quito cinco años. Lo digo bien fuerte: tengo treinta años. Si, treinta y ¿qué?

Nada. Es un año más.

¿Sabes qué? Te extraño. Si, a vos, a mi. A este espacio donde podía exteriorizar todo lo que no lograba entender dentro mío. También aquello que entendía pero no lo podía sacar o por qué quería sacarlo.

Estoy leyendo un libro. Bah, en verdad tres a la vez. Si, uno para cada uno de mis “yo”.
En serio, fuera de broma.

Uno es para inspirarme y seguir escribiendo. No solo sobre lo que vivo viajando, sino también lo que vivo sintiendo con esto de viajar.

Estoy cambiando mucho. ¿Sabes?
Cada vez cambio más rápido. A veces no me reconozco.

Me doy cuenta que hay muchas heridas que no sané y que debo hacerlo. ¿Cómo?
Bueno, pensé que vos ibas a saber el “cómo”, así que estamos al horno.

No importa. Cuando necesite escribir, sacar de adentro hacia afuera, voy a estar.
Siempre estoy aca.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otros textos que escribí y te pueden interesar…

27 años de aquel día

27 años de aquel día

Hay días en la vida que nunca podremos olvidar. Momentos en los que parece que el tiempo se detuvo. Que nos morimos pero seguimos vivos.

leer más
Distancia

Distancia

Frío en nuestros ojos. El alma vestida de invierno. Soledad profunda, de un vacío interno....

leer más