Dos caras

  No entiendo. No me entiendo. Estoy tan contenta con haber vuelto a hacer lo que me gusta que no comprendo porque dejo entrar este tipo de emociones a mi día a día. Duele. Obvio que duele y molesta. Pero porque uno no se comportaría así con la otra persona a la que dice tenerle […]

Escrita el 11 de junio de 2015

 

No entiendo. No me entiendo.
Estoy tan contenta con haber vuelto a hacer lo que me gusta que no comprendo porque dejo entrar este tipo de emociones a mi día a día.
Duele. Obvio que duele y molesta. Pero porque uno no se comportaría así con la otra persona a la que dice tenerle cariño y respeto.
Pero sigo dando vueltas sobre el mismo eje: esperar de los demás lo que yo hago o haría.
Y cuando no es así, sentir traición.
Hoy me centro en lo que yo siento frente a las actitudes de los demás.
El otro que sea como le salga ser. Pero… ¿Por qué me genera eso?
La culpa no es del otro cuando yo siento algo negativo o malo, la responsabilidad es mía de encontrar el motivo de por qué yo me siento así frente a determinadas actitudes.
¿Será que tengo heridas abiertas y debo cerrarlas para seguir avanzando?
¿Será que yo actué así y como mecanismo de defensa lo oculté y las actitudes de los demás no son más que un recordatorio del polvo escondido bajo la alfombra?
Me cuesta entender y entenderme a veces.

 

Ayer no quise hablar del tema, pero hoy me levanté y necesité sacarlo de adentro hacia afuera. Traducirlo en palabras y liberarlos. Porque así funciona la escritura conmigo. Me hace bien escribir porque suelto y, al soltar, ando más liviana.

¡Hola! Soy Vir

Este es mi diario no íntimo. Espacio donde la escritura se convierte en una terapia de liberación.

Escribir me salvó.

Por eso comparto herramientas y técnicas de escritura terápeutica y creativa con la intención de que puedas conocerte mejor, conectarte con tus emociones y entender que no hay nada malo en vos. Que lo que te pasó no te define, que se puede resignificar la historia para vivir sintiendote mejor con vos misma.

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otros textos que escribí y te pueden interesar…

Lo que un planeta me enseñó

Lo que un planeta me enseñó

Lo que cuento en este post es algo que ocurrió el 22/06/2021 a las 9:30h. Podría haber pensado que simplemente fue algo que pasó. Pero no, para mí tenía un mensaje oculto de uno de mis planetas preferidos.

leer más
Hola invierno

Hola invierno

Cuando digo que me gusta el invierno, la mayoría de las personas cree que es porque me gusta el frío porque viví en la Patagonia. Pero no, me gusta el invierno por otro motivo.

leer más
La inalcanzable zanahoria

La inalcanzable zanahoria

Qué difícil que se hace todo cuando tu zanahoria es intentar vivir en armonía. ¿Cuál es el motivo por el cual elegí la “armonía” como objetivo a alcanzar en mi día a día? No lo entiendo. A veces pienso que soy mi propia enemiga. 

leer más