Mi balance del 2021 y metas para el 2022

Un año que termina y una oportunidad para hacer el balance y definir las metas para el próximo.

Escrita el 31 de diciembre de 2021

Es 31 de diciembre a las 11 de la mañana. Hace mucho calor y todavía no armé la Pelopincho (una pileta de lona). Sé que me voy a arrepentir de no haberlo hecho en las próximas horas. Como me vengo arrepintiendo en los últimos días.

Contrario a lo que me imaginé, anoche pude dormir. Hace dos noches que me está dando un dolor agudo en el estómago y a la altura de los riñones en la espalda. Sospecho que puede ser cólico renal, pero todavía no me hice estudios.

Abro el ebook que hice sobre «Cómo escribir un balance compasivo de tu año y definir metas» (podés descargarlo gratis) y me propongo a realizar mi balance del 2021 y metas para el 2022. No voy a mentir, hace días o semanas que vengo haciendo balance en mi mente y en mis páginas matutinas. Es que una de las cosas que tiene escribir todos los días y registrar tu rutina es el tener consciencia y presente lo que pensás, lo que sentís, lo que hacés, lo que decís.

¡Comencemos!

1 – ¿Cuál es tu misión de vida? ¿Y la visión?

En diciembre del 2020 escribí mi primera misión de vida:

Mi misión en la vida es compartir mi experiencia personal y el camino que recorrí y recorro para resignificar las heridas de mi pasado y así ayudar a otras personas que lo necesiten.

Quiero lograr que todos los días sean armoniosos y para eso, quiero ocuparme de que haya personas, momentos y cosas que me hagan sentir bien.

Quiero escribir varios libros. Hacer cursos y talleres. Quiero viajar por todo el mundo. Viajar para compartir mi misión. Viajar por placer. Quiero compartir mi experiencia y aprendizajes en las diferentes áreas que me enfoco, como el marketing digital y redes sociales. Quiero hacerlo para que otras personas puedan independizarse también (ya sea como profesionales del marketing o emprendedoras).

Vivir una vida acorde a mis ideales y mi ideología.

Ser genuina. Buscar siempre ser coherente entre lo que digo, pienso, siento y hago.

El momento que me muera quiero ver hacia atrás y saber que fui la mejor versión de mí que podría haber sido, que saqué todo mi potencial.

Y ya desde hace unos meses que vengo reflexionando sobre los cambios que quiero hacerle. Porque yo tengo mi misión a la vista, en una página de mi Chorme y también en mi teléfono. Así que la leo varias veces al año. Ahora es momento de revisarla y ajustarla a la Vir de diciembre 2021, agrando y sumando todo lo que viví y aprendí.

Mi misión en la vida es compartir mi experiencia personal y el camino que recorrí y recorro para resignificar las heridas de mi pasado y así ayudar a otras personas que lo necesiten.

Quiero lograr que todos los días sean armoniosos y para eso, quiero ocuparme de que haya personas, momentos y cosas que me hagan sentir bien.

Quiero escribir varios libros. Quiero escribir mi primera novela. Quiero crear cursos y talleres sobre Escritura Terapéutica.

Quiero viajar por todo el mundo. Viajar para compartir mi misión. Viajar por placer.

Quiero que mi profesión y vocación vayan de la mano.

Vivir una vida acorde a mis ideales, principios, valores y mi ideología.

Ser genuina. Buscar siempre ser coherente entre lo que digo, pienso, siento y hago.

El momento que me muera quiero ver hacia atrás y saber que fui la mejor versión de mí que podría haber sido, que saqué todo mi potencial.

¿No cambió mucho de la anterior, no? En verdad sí. Parece que no pero cambió mucho. La clave es querer que mi vocación y profesión vayan de la mano para así poder tener la vida que soñé desde niña.

Si no tenés identificada cuál es tu misión de vida, te invito a que te descargues mi ebook sobre “Cómo escribir tu misión de vida” y el ebook complementario con “Preguntas para descubrir que le da sentido a tu vida

2 – ¿Cómo te ves de acá a 5 años?

Me imagino el 31 de diciembre de 2026 despertándome temprano. En un lugar rodeado de bosque, con montañas. Se escuchan los sonidos de la naturaleza.
Ale está durmiendo todavía. Yo me preparo un té de manzanilla. Escribo en mis diarios. Hago mi rutina matutina.
Con respecto a mis proyectos:
Me hace bien escribir creció y ayuda a muchas personas a conectarse con sí mismas y resignificar aquello que en su pasado les causó dolor. Hay varios talleres, al menos tres. Ya publiqué mi primera novela, también la segunda. Ahora estoy terminando de escribir mi tercer libro. No se si será novela, me inclino más a que será como un diario íntimo. También tengo un libro que edité y que vendo de forma física y virtual que trata sobre la escritura terapéutica con ejercicios.
Seguimos viajando y compartiendo anécdotas y nuestra experiencia. ¿Habrá algún libro de viajes editado también?
Con respecto a mi profesión, creé una comunidad donde comparto mis conocimientos y experiencias. Tengo varios cursos y talleres accesibles de diferentes temas relacionados con el mundo del Marketing Digital, Diseño web, Experiencia de Usuario, entre otras cosas. Básicamente me imagino creando cursos online de todo lo que voy aprendiendo y realizando.

3 – Imaginate empezando a escribir tu primera novela. El tema sería el año que pasó. ¿Cuál sería el título? ¿Cuál sería la sinopsis, la breve descripción que iría en la contratapa?

«Salto de fe» sería el título. Me imaginé que también podría haber sido «Transformación» o «Metamorfosis».

La sinopsis relataría como el 2021 comenzó siendo un año de mucho crecimiento profesional pero también personal, lo que me hizo no comprar espejitos de colores y animarme a construir desde cero la vida que siempre sueño con tener.

¿Cuáles fueron las situaciones que considerás más importantes?

1 – En enero, cuando una crisis de ansiedad me demostró que algo no estaba bien y me permitió tomar la decisión que definió el resto del año.

2 – En junio, cuando decidí probar cómo sería hacer un podcast. Hice una prueba piloto y al final, ese es el primer episodio de «Diario no íntimo | El podcast».

3 – En junio y septiembre cuando me aplicaron las primeras dos dosis de la vacuna contra el COVID. Esto me ayudó a bajar la carga de ansiedad y angustia que me daba el no sentirme protegida frente a la enfermedad y el miedo a contagiarme y que sea grave.

4 – En septiembre cuando decidí tomarme un tiempo para reflexionar y descansar.

5 – En octubre cuando viajamos a Epecuén por mi cumpleaños.

¿Cuál es tu evaluación del año 2021?

Para mi fue un año bueno. Muy bueno en verdad. Viéndolo desde diciembre para atrás, obvio. Que mientras vas viviendo esos meses es difícil poder entender o aceptar lo que se te presenta día a día. Pero en cada una de las áreas de mi vida pude destacar varias cosas buenas y que me había propuesto para hacer.

4 – Un último repaso por las emociones

Si bien a nivel salud puedo decir que esto del nuevo diagnóstico de intolerancia a la glucosa no es algo bueno, si quiero destacar que a pesar de todo mantuve hábitos saludables e incorporé en momentos del año el ejercicio físico de forma regular. Se que en este camino todavía tengo mucho por andar, pero me lo tomo diferente a como años anteriores.

Y a nivel emocional me siento muy fuerte. Sí, así… muy fuerte. Porque a pesar de los momentos oscuros, de las crisis de ansiedad o de angustia, de las situaciones que me hacen sentir que no vale nada la pena, a pesar de todo eso es más fuerte mi deseo de estar bien. Y aprendí que soy la responsable de que en mi día a día haya cosas, personas, situaciones y momentos que me hagan sentir bien para contrarrestar lo que todavía no puedo cambiar o lo que no puedo controlar o lo imprevisto de la vida.

La balanza de los «tengo que hacer» y los «quiero hacer» todavía no está equilibrada pero sigo con el plan de trabajar y lograrlo en el próximo año.

Momento de revisar los propósitos y metas del año pasado

Y por eso está bueno plantearse metas y tener un diario en el cual registrar tu día a día. Porque a veces en el vorágine de las rutinas y días de mucho trabajo o estrés, no nos damos cuenta o no sentimos si estamos en el camino que queremos.

A mí me pasó que durante algunas semanas del año, sentí que estaba yendo para el otro lado de nuevo. Y no, al repasar mis propósitos y metas que me planteé para el 2021, puedo decir que incluso, de forma inconsciente, tomé decisiones que me llevaron a poder cumplir la mayoría de las metas que tenía para este 2021.

Lecciones del año

«Hacé lo que te gusta sin pensar en cómo resulte.»

«Si te duele el estómago, si te genera un malestar emocional, frená, no es por ahí.»

Metas para el 2022

Salud física: generar hábitos saludables con respecto a la alimentación y, sobre todo, al ejercicio físico constante.

Salud mental: seguir trabajando en la autocompasión, respeto hacia mí misma y amor propio.

Personal: hacer un repaso por las cosas que tengo y lograr un estilo de vida más minimalista.

Personal/pareja: seguir deconstruyendo y construyendo una nueva relación que nos haga bien a los dos.

Personal/proyecto 1: seguir con el podcast de «Diario no íntimo».

Personal/ proyecto 2: poder hacer diferentes viajes por la Argentina.

Personal/ proyecto 3: definir qué quiero hacer realmente a nivel profesional.

Personal/vocacional: escribir mi primera novela y el primer libro de ejercicios de escritura terapéutica.

Profesional: seguir estudiando y aprendiendo en las áreas de escritura, redacción y programación. Continuar con el objetivo de no trabajar los viernes o trabajar medio día y que no supere las 4 horas por día en proyectos para otras personas.

¿Y vos? ¿Ya hiciste tu balance del 2021 y definiste metas para el 2022? Si todavía no lo hiciste o no sabés cómo hacer, te invito a que te descargues el ebook «Cómo escribir un balance compasivo de tu año y definir metas«.

Gracias por estar del otro y por leerme.

¡Nos leemos/vemos el año que viene! 🙂

¡Hola! Soy Vir

Este es mi diario no íntimo. Espacio donde la escritura se convierte en una terapia de liberación.

Escribir me salvó.

Por eso comparto herramientas y técnicas de escritura terápeutica y creativa con la intención de que puedas conocerte mejor, conectarte con tus emociones y entender que no hay nada malo en vos. Que lo que te pasó no te define, que se puede resignificar la historia para vivir sintiendote mejor con vos misma.

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece + ocho =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otros textos que escribí y te pueden interesar…

¡Hola, verano!

¡Hola, verano!

Una nueva estación comienza. Y lo confieso, una de las que menos me gustan. Aunque este año intentaré darle una oportunidad.

leer más
Lo que un planeta me enseñó

Lo que un planeta me enseñó

Lo que cuento en este post es algo que ocurrió el 22/06/2021 a las 9:30h. Podría haber pensado que simplemente fue algo que pasó. Pero no, para mí tenía un mensaje oculto de uno de mis planetas preferidos.

leer más
Hola invierno

Hola invierno

Cuando digo que me gusta el invierno, la mayoría de las personas cree que es porque me gusta el frío porque viví en la Patagonia. Pero no, me gusta el invierno por otro motivo.

leer más