Escribir cartas para liberar emociones

"Escribir cartas" es un ejercicio de escritura terapéutica para explorar y liberar nuestras emociones que tenemos guardadas dentro.

Escrita el 7 de septiembre de 2021

La escritura terapéutica es una herramienta que nos permite conectarnos con nosotras mismas y nuestro mundo interior a través de diferentes técnicas y ejercicios. Al escribir, podemos conocer nuestros pensamientos, emociones, deseos y recuerdos. 

Como dice Silvia Adela Kohan en su libro “La escritura terapéutica”:

“La escritura es un lugar en el que puedes aposentarte, explayarte, confesarte; un mapa de emociones, de caminos a desandar y a descubrir. Es también un barco que te lleva: tú decides el rumbo. Escoge tu lugar, aclara un dilema, encuentra respuestas, transforma el miedo, diseña tus metas.”

¿Para qué sirve la escritura terapéutica?

Para mí, sirve para todo y no solo para afrontar momentos difíciles o procesar traumas como se suele pensar. También puede usarse para celebrar los cambios que vas notando en tu vida.

Siempre usé la escritura como un puente para expresar mis emociones y lo que me pasaba en mi vida. Cuando era niña y adolescente, cada vez que abría un diario o cuaderno y me ponía a descargar en palabras lo que sentía, a pesar de sentirme mal y llorar, me sentía acompañada.

Ahora, viéndolo en retrospectiva, escribir y sentirme segura escribiendo, me ayudó a ir procesando las emociones, ponerle nombre a lo que me pasaba y, actualmente, resignificar lo que me pasó.

También, escribir me ayuda a poner orden a todo lo que pasa por mi mente. Porque no se cómo es la mente de las demás personas, pero la mía no para nunca. Tengo una reunión de consorcio constante. Y eso genera mucho agotamiento, pero también mucha confusión. Entonces, la escritura me permite ordenar todo el caos mental y al mismo tiempo poner en perspectiva los problemas o situaciones que me pasaron, lo que quiero que me pase y proyectar un futuro.

 ¿Qué beneficios tiene escribir?

Cada persona tendrá sus motivos para escribir y los beneficios que siente al escribir. Pero creo que la mayoría coincide en que los beneficios de la escritura son:

  • Desahogarse y liberarse de emociones, angustia, ansiedad y estrés.
  • Ordenar ideas, recuerdos. Eso ayuda analizar y reflexionar.
  • En la escritura una se refleja. Nos conocemos, nos descubrimos.
  • Escribir lo que sentimos, lo que nos pasa ayuda a transitar mejor experiencias dolorosas o traumáticas.

Escribir cartas para sanar

Este ejercicio de escritura terapéutica consiste en escribir una carta (o varias) a una persona con la que tuviste una relación o sucedió algo que te molestó, te hizo daño. A través de la carta lo que se busca es que te atrevas a decirle a esa persona todo lo que no le dirías en su cara, ya sea por temor o por no poder hacerlo (en el caso que la persona está muerta).

Lo más importante a la hora de sentarte a escribir una carta terapéutica es que sepas que el objetivo no es entregarle la carta a la persona. Tampoco publicarla. El objetivo es que puedas expresar lo que sentís, liberar emociones e intentar procesar lo que sucedió.

Aclaración importante: también podés escribir sobre si amás a esa persona, que le agradecés algo y contarle sobre lo importante que fue en tu vida.

Incluso, este ejercicio sirve si, por ejemplo, convivís con tu pareja y hay un conflicto pero no sabés cómo abordarlo o qué decir, podés escribir una carta contando todo lo que pasó, lo que te hizo sentir y cómo te gustaría componer la relación.
Puse el ejemplo de pareja pero puede ser con familiares y amistades también, incluso compañeras y compañeros de trabajo o jefes/jefas. 


La intención al escribir una carta terapéutica es resolver un conflicto que tenés con esa persona para dejar de sentirte mal, de sentir culpa o vergüenza, o la emoción que te haya generado la situación. Y como sabés que no la va a leer la otra persona, podés explayarte y usar todas las palabras sin censura. Sin pensar si lo que escribís puede lastimar o no a la otra persona porque como no la va a leer, no la vas a lastimar. Pero a vos te va a servir para sacar afuera emociones no resueltas y que muchas veces provocan malestar como ansiedad, angustia, dolores en el cuerpo.

¿Cómo escribir una carta terapéutica?

No hay una forma de escribir una carta terapéutica. No es que tenés que escribirla de tal o cual forma para que puedas beneficiarte de este ejercicio. 

Pero si sentís que te bloqueas al momento de sentarte a escribir, te comparto un

1 – Comenzá la carta nombrando a la persona.

¿Viste que la mayoría de las cartas comienzan con un “estimado/a tatata”? Bueno, en mi caso, cuando le escribí cartas a mi padre, empezaba diciendo que no podía escribir “estimado” adelante de su nombre y le explicaba por qué. 

Y si es una carta que querés escribirle a una persona que ya no está y no es para resolver un conflicto doloroso sino para decirle lo que no pudiste decirle en vida, podés comenzar escribiendo por qué es “estimada” o por qué, quizás, esa palabra queda chica (como le escribí a mi Nona una vez).

2 – Si es una carta a una persona con la que estás enojada/o, podés comenzar explicando por qué te enojaste, qué te molestó. Descargá toda tu ira en el papel. No tengas miedo de usar palabras crueles o insultos. Aunque en tu vida diaria no las uses porque considerás que no deben usarse por discriminación, si te sale usarlas, hacelo. 

3 – En la carta podés explicar por qué te molestó y/o te dolió lo que hizo la otra persona (o lo que no hizo) y qué esperabas que haga, es decir, cómo te hubiera gustado que actúe esa persona para evitar hacerte enojar o doler. 

4 – También podés contarle cuáles son tus miedos con respecto al futuro de la relación. O a tu futuro si no es posible subsanar la situación. 

5- Si sentís que vos también generaste que esta situación ocurra, podés incluirlo en la carta.

6 – Otro punto importante a agregar es explicar por qué te dolió o te hizo enojar lo que hizo o no hizo y es por lo que vos sentís o sentías por esa persona. Si es alguien de tu familia cercana, pareja, amistades. Cuán importante fue en tu vida y que por eso no podés entender lo que pasó.

7 – Podés imaginarte de qué forma crees o te gustaría que se resuelva el conflicto. Incluso como dar el paso a paso que tendría que hacer para que vos puedas perdonar y volver a tener una relación. O no, explicarle que crees que no hay vuelta atrás y que por eso le escribís como una especie de carta de despedida.

Recomendaciones para escribir cartas terapéuticas

1 – Para realizar este ejercicio, te recomiendo que te reservas un tiempo para estar con vos. Si podés, en un lugar tranquilo.

2- Escribí la carta a mano. Sí, lapicera y papel. ¿Por qué? Porque escribir a mano tiene muchos beneficios y más en la escritura terapéutica.

3- No escribas pensando en la ortografía y gramática. Tampoco te censures con las palabras ni los pensamientos. Vos escribí todo lo que necesites.

4-Si cuando empezás a escribir, aparecen emociones desagradables, ganas de llorar, síntomas en el cuerpo como que sientas un nudo en la garganta o en el estómago, no te asuste. Es normal. Y también podés escribir sobre lo que te hace sentir escribiendo esa carta.

5- Tambien es normal si, mientras escribís, sentís que no podés seguir. Y es importante que notes estas emociones y escuches lo que sentís. Si no podés continuar escribiendo la carta, podés parar de escribir y dejarlo para otro día. No te obligues a hacer algo que no querés hacer. 

6- Las cartas terapéuticas son un ejercicio que puede generar emociones muy fuertes. Si sentís que estás desbordada o desbordado y que necesitás que te escuchen y te ayuden a procesar todo este conflicto que te está afectando, no dudas en consultar a un profesional de la psicología.

¿Qué te pareció este ejercicio de escritura terapéutica? ¿Ya sabés a quién le vas a escribir tu primera carta? Si querés, compartí tu experiencia en los comentarios.

¡Hola! Soy Vir

Este es mi diario no íntimo. Espacio donde la escritura se convierte en una terapia de liberación.

Escribir me salvó.

Por eso comparto herramientas y técnicas de escritura terápeutica y creativa con la intención de que puedas conocerte mejor, conectarte con tus emociones y entender que no hay nada malo en vos. Que lo que te pasó no te define, que se puede resignificar la historia para vivir sintiendote mejor con vos misma.

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otros textos que escribí y te pueden interesar…

La escritura automática

La escritura automática

La escritura automática es una técnica de escritura que introdujo el surrealismo a las obras literarias y que hoy nos puede ayudar de forma terapéutica.

leer más
Escribir páginas matutinas

Escribir páginas matutinas

Las páginas matutinas son un ejercicio que Julia Cameron comparte en su libro «El camino del artista» para reconectar con tu creatividad. Yo las uso para descargar todo lo que hace ruido en mi mente. Es el espacio para calmar mis pensamientos.

leer más